¿Protegerá un pastor australiano a su dueño?

protegera el pastor australiano a su dueno

Los pastores australianos son perros increíbles. Son juguetones, adorables y devotos de sus dueños. Sin embargo, puede que aún te preguntes si también son buenos protegiendo a sus dueños. Para ayudarte, he investigado para darte las respuestas que necesitas.

Sí, el Pastor Australiano protegerá a su dueño. Los Pastores Australianos son buenos perros guardianes. Su instinto de pastoreo les permite proteger a sus dueños en situaciones potencialmente peligrosas. Sin embargo, no son la raza perfecta para perros guardianes. Otros perros superan a los Pastores Australianos en algunos aspectos clave, como la apariencia.

Debes entender cómo actuará tu Aussie en una situación de peligro. Si crees que su comportamiento no es el adecuado, debes tomar alguna actitud. Además, si estás planeando comprar un perro pronto, necesitas saber si un Pastor Australiano es la mejor opción para tu perfil.

Contenidos
  1. ¿Son los pastores australianos buenos perros guardianes?
  2. ¿Qué define a un buen perro guardián?
  3. ¿Cuándo manifiestan los pastores australianos su instinto de guarda?
  4. ¿Qué hacer si un pastor australiano se comporta de forma demasiado agresiva?
  5. Mis reflexiones finales
  6. Preguntas relacionadas

¿Son los pastores australianos buenos perros guardianes?

Los Pastores Australianos son muy leales a sus dueños y harán todo lo posible para protegerlos. Son excelentes perros guardianes. Esta característica se debe principalmente a su instinto de pastoreo. Los Aussies fueron criados originalmente para trabajar en granjas pastoreando el ganado.

Al igual que otras razas de pastores, también debían proteger a los animales. Los osos o los lobos, por ejemplo, constituían graves amenazas para el rebaño. Hasta ahora, esta mentalidad se mantiene. La diferencia es que, en lugar de con animales, los pastores australianos ahora tratan con humanos.

Por otro lado, protección no es su tarea principal. Los Pastores Australianos ladrarán eventualmente a las personas sospechosas en la puerta, lo que ayuda mucho. Sin embargo, probablemente no se comportarán de forma demasiado agresiva y no correrán hacia las personas para amenazarlas o morderlas.

El aspecto físico de los Pastores Australianos tampoco es el más adecuado para un perro guardián. No tienen el tamaño adecuado para hacer que alguien se sienta realmente asustado. Su apariencia tampoco es la mejor para este papel.

Es mucho menos probable que alguien se sienta amenazado por un Aussie que por un Pastor Alemán, por ejemplo. Los pastores australianos parecen más amigables.

Los pastores australianos son fantásticos si desea un compañero familiar, pero no quiere dejar de lado la seguridad. Tienen un equilibrio perfecto, que encaja con este perfil.

¿Qué define a un buen perro guardián?

Algunos aspectos son cruciales para definir a un buen perro de protección. Los pastores australianos tienen algunas de estas características. Sin embargo, aún carecen de otros atributos clave que hacen que sean derrotados por otros perros.

Las razas que son más protectoras que los pastores australianos incluyen:

  • Bullmastiff
  • Doberman Pinscher
  • Rottweiler
  • Gran Danés
  • Pastor alemán

En primer lugar, debe comprender la diferencia entre perros guardianes y perros de vigilancia. Se supone que los perros guardianes protegen rigurosamente a la familia o la casa. Nacieron para mantener la seguridad. Los perros guardianes no tienen miedo de atacar severamente y repeler a un intruso en la puerta en caso de actividad sospechosa.

Por otra parte, los perros guardianes no suelen intentar atacar a los intrusos. Sólo suelen ladrar, para llamar la atención de su dueño. Como su nombre indica, vigilarán la amenaza hasta que desaparezca.

Sin embargo, pueden atacar si la persona entra en la casa sin la supervisión de su dueño o en caso de ataque real.

Los buenos perros guardianes tienen que ser inteligentes y encontrar el equilibrio. Tienen que ser agresivos en situaciones peligrosas, pero también tienen que ser amables con la familia e identificar a las personas no dañinas. No querrás que tu perro se vuelva loco cada vez que un amigo venga a tu casa.

El perro guardián perfecto tiene que ser leal a la vez que mantiene ciertas habilidades de guardia. La amabilidad es un punto crucial. Ser capaz de proteger a la familia es sólo un aspecto para diferenciarlo de otras razas habituales.

Para ser considerado un excelente perro de protección, su amigo debe prestar atención a los detalles. Los australianos puntúan en este aspecto. Están muy alerta cuando oyen ruidos fuertes, por ejemplo. Incluso cosas irrelevantes, como un rayo, bastan para activarles.

Los perros de protección también deben intimidar. El tamaño es un aspecto clave. Cuanto más grande sea el perro, mejor repelerá a los intrusos. Además, un mayor tamaño suele significar más fuerza y más posibilidades de éxito en una batalla.

Otra característica importante de los perros guardianes es no parecer amistosos. Piense por un momento, ¿es más probable que tenga miedo de un perro enorme, parecido a un león, o de un lindo caniche cuando pasa cerca de la casa de alguien? Por supuesto, los perros amistosos no son la mejor apuesta para la protección.

El perfil con el que más coinciden los Pastores Australianos son los perros guardianes. Aunque son compañeros increíblemente amistosos, siempre están atentos a posibles peligros.

¿Cuándo manifiestan los pastores australianos su instinto de guarda?

La reacción de su Pastor Australiano ante las amenazas depende mucho de él. Algunos perros muestran poco interés en defender la propiedad, mientras que otros son demasiado protectores. En general, los Aussies se comportarán como cabría imaginar para un perro de protección.

No es raro verlos ladrar a los coches que pasan por la calle, por ejemplo. Aunque no supongan un peligro real, pueden resultarles molestos. Algunos también pueden inquietarse sólo por los transeúntes.

En cambio, otros pueden ser extremadamente tranquilos. Algunos incluso pueden llegar al punto de no ladrar casi nunca. Puede que intenten ver lo que ocurre sólo cuando alguien, de hecho, se para delante de la puerta durante mucho tiempo.

Obviamente, probablemente necesites una mascota equilibrada. Ambos extremos no son buenos. Necesitas un perro que sepa reaccionar adecuadamente.

La actitud ideal también debe ajustarse a sus necesidades. Si desea más un perro guardián que un perro de vigilancia, es mejor que su Aussie se comporte de forma más agresiva. Si su deseo es el contrario, el escenario también se invierte.

¿Qué hacer si un pastor australiano se comporta de forma demasiado agresiva?

Si su Aussie no actúa como usted quiere, entrénelo. Los pastores australianos son una raza brillante y se pueden adiestrar fácilmente. Aquí tienes algunos consejos si tu amigo es inquieto y quieres que sea más tranquilo.

Enseña a tu perro algunas órdenes básicas: Las primeras lecciones que todo perro debe dominar son las órdenes sencillas. Todo adiestramiento empieza por lo más fácil, y eso es lo que le toca a su mascota. Instrucciones como "siéntate", "sigue", "quédate" y muchas otras son también las más útiles para ti.

Además, es el primer paso para acostumbrar a tu amigo a mostrarte respeto. Tiene que reconocerte como el líder. Cuando haya asimilado esta información, te resultará fácil enseñarle cosas más avanzadas.

Ignorar y alabar:Los ladridos son sólo una forma que tiene tu amigo de llamar tu atención sobre algo. Si ladra por algo irrelevante en la calle, simplemente no aparezcas a su lado. Así entenderá que no te preocupa la situación y también dejará de molestar.

Cuando veas que ha dejado de ladrar, elógialo. Esa es la clave del éxito. Cuando le das algo que le gusta, es señal de que ha hecho algo correctamente. Después de algún tiempo, identificará que fue porque dejó de ladrar, y reducirá el escándalo.

La orden de "silencio"Este es el momento de enseñarle una instrucción para que deje de ladrar. Déjale hablar un rato y obsérvale. Cuando pare, diga la palabra "silencio" con firmeza. A continuación, elógielo si deja de ladrar por completo. Repítalo hasta que asocie la palabra con la acción de quedarse quieto.

Socializa a tu Aussie: Habla con la gente en el parque, invita a más amigos a tu casa o incluso lleva a tu mascota a sus casas. Esto hará que se acostumbre a diferentes tipos de personas. Les tendrá menos miedo y es probable que acepte a la gente normal que pase por su lado.

Tenga paciencia:Todos estos pasos no serán efectivos si no tiene paciencia. Tu Pastor Australiano necesita tiempo para aprender. Aunque pertenezca a una raza muy inteligente, no significa que sea un robot que aprende. Sigue los pasos con calma y deja que se tome su tiempo para entender lo que quieres.

Mis reflexiones finales

Si tienes un Pastor Australiano y quieres que te proteja, puede hacerlo. Los Pastores Australianos conservan su instinto de pastoreo original y pueden proporcionarle una buena protección. Representan el equilibrio adecuado entre perro familiar y perro de seguridad.

Por otro lado, si piensa conseguir un Aussie para que sea su perro guardián, reconsidérelo. Si quieres un compañero agresivo para proteger tu casa, prioriza otras razas. Probablemente sean las que mejor se adapten a tu perfil. Sin embargo, si quieres un perro guardián más sencillo, los Aussies deberían estar en tu lista.

En caso de mal comportamiento, entrena a tu amigo. Él sólo quiere verte feliz y hará todo lo posible para que te sientas así. Si sigues las instrucciones y tienes paciencia, todo sucederá como tú quieres

Preguntas relacionadas

¿Qué pasa si mi cachorro de pastor australiano se comporta como un perro guardián adulto? 

Si tu pastor australiano muestra un comportamiento agresivo desde pequeño, tienes que actuar ya. No espere a que crezca para enseñarle lo que no debe hacer. Cuanto antes, mejor.

¿Qué hacer si a mi pastor australiano le cuesta aprender las lecciones?

Quizá tengas que esperar un poco. No todos los perros aprenden cosas nuevas a la misma velocidad. Tu Aussie puede ser una excepción. Si después de un tiempo sigue teniendo dificultades, recuerda que siempre puedes llamar a un adiestrador canino.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Peque Mascota.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir

Si continúas navegando por esta web, entendemos que aceptas las cookies que usamos para mejorar nuestros servicios. Más Información